Con la realización del balance en Amancio, se inició en Las Tunas el proceso asambleario a nivel de comités municipales del Partido Comunista de Cuba.

Los más de 190 delegados al encuentro, realizado en el cine Yáquimo, insistieron en la imperiosa necesidad de dar seguimiento a las acciones que permitan el cumplimiento de los lineamientos económicos y sociales aprobados en el Sexto Congreso de la organización política.

Particular énfasis se puso en  los debates que versaron sobre  imperfecciones y deficiencias en asuntos relacionados con la marcha de la zafra azucarera y la producción de alimentos, actividades económicas que representan el 65 y 12 por ciento de la producción mercantil de esta tunera localidad.

En la mayoría de las intervenciones se manifestó la voluntad de avanzar sin las, fanfarrias ni desmedidos apuros, en aras de aglutinar a todas las fuerzas que permitan alcanzar solidez en los pricipales programas de desarrollo económico y social del municipio.

Gregorio Cruz Pérez, funcionario del Comité Central del Partido, se refirió al apremio de perfeccionar el funcionamiento y que cada militante comunista desempeñe con eficiencia un positivo rol en su radio de acción.

Inquietudes relacionadas con los altos precios, la negativa incidencia de los revendedores, el hurto y sacrificio ilegal de ganado mayor y las indisciplinas sociales, también ocuparon la atención de los participantes en el evento.

Por su parte, Teresa Amarelles Boué, integrante del Comité Central del Partido y su primera secretaria en Las Tunas, reflexionó en torno a la unidad de la militancia y el pueblo para consolidar  la Revolución y avanzar en el desarrollo del país.

Al elegir el nuevo Comité del Partido en  Amancio, los delegados a la primera asamblea de ese tipo que se realiza en la provincia, ratificaron a Julio César Fernández Cisneros, como principal dirigente político a nivel local.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar