El municipio de Amancio se encuentra inmerso en un proceso de reordenamiento territorial, donde participan técnicos y especialistas de la dirección local del Instituto de Planificación Física, con el propósito de lograr la ocupación ordenada y el uso sostenible de las áreas urbanas.

Leonardo Boza Tamayo, director de la referida entidad, explicó que este proceso se lleva a cabo desde el año 2010, fecha en la que se detectaron ilegalidades en los sectores estatal y residencial.

Posteriormente se implementó la Resolución # 59 "Plan Integral de Enfrentamiento  las Ilegalidades", la cual incluye organismos que incurren en violaciones de las normas urbanísticas y territoriales.

Asimismo  involucra a aquellos que participan en la Comisión de Enfrentamiento a las ilegalidades, con sus distintas misiones, aseguramientos y plazos para erradicar las infracciones.

Hasta la fecha una de los resultados más elocuentes se circunscribió a la tenencia de corrales para la cría de cerdos y caballos, en edificios multifamiliares. 

En el sector estatal aún quedan pendientes casos correspondientes a la Empresa de Servicios Portuarios y la Dirección Municipal de Salud; se evalúan, además, aquellos espacios de entidades estatales que son ocupadas por persona naturales.

El directivo insistió en la necesidad de que las personas naturales reciban el asesoramiento necesario antes de acometer cualquier acción constructiva o trámite en sus viviendas.

Aunque es conocido que el tema de la vivienda constituye uno de los talones de Aquiles de la sociedad cubana, más vale precaver que lamentar. De ahí se impone cumplir con las regulaciones urbanísticas establecidas cuyo incumplimiento es penalizado por la legislación vigente.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar