El accionar inconsciente y dañino de los revendedores, esa especie de individuos que lucran a costa del sudor de los demás, demanda de respuestas contundentes por parte de las autoridades competentes y el pueblo, el principal afectado.

Sobre este tema versó el análisis del programa de opinión Micrófono Abierto, de Radio Maboas, el cual contó este sábado con la presencia de representantes del Consejo de la Administración Municipal,  la Empresa de Comercio, la Agricultura, la Industria Alimentaria, y la Dirección Integral de Supervisión en esta localidad del sur tunero.

En su intervención, Isabel Conesa Estrada, directora de Supervisión Integral, precisó que el actuar ilícito de un grupo de ciudadanos origina déficit de productos y artículos de alta demanda en las redes comerciales, por lo que esto constituye un delito penalizado por la ley.

De acuerdo con una pesquisa realizada por un equipo de periodistas de esta radioemisora, es evidente que la oferta en tiendas tanto industriales como recaudadoras de divisas no satisface  la demanda.

A ciencia  cierta, nadie asegura que el  asunto se limite a una persona  que hace la cola varias  veces; incluso el fenómeno puede involucrar a los propios trabajadores.
Lo cierto es que la realidad  demuestra que los métodos  de control reflejan  fallas en las entidades afectadas, porque resulta inexplicable  la proliferación de revendedores.

Aurora Sánchez, subdirectora de control y fiscalización en la empresa de Comercio, subrayó que la causa radica en los deficientes mecanismos de auditoría, los cuales en su mayoría reflejan el poco interés que brindan las administraciones a ese tema.

Sin duda, la desproporcionada  relación calidad - precio  debe ser otro de los asuntos a examinar, pero de todo ello se infiere que la batalla contra los revendedores debe ser constante y sistemática.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar