Con acciones concretas en la atención de las necesidades de sus miembros, así como en la incorporación a la vida socialmente útil, cerró el año 2011 la Asociación de Ciegos y Débiles Visuales (ANCI), del municipio de Amancio.

En el balance que evaluó el quehacer y las proyecciones de la ANCI local, fue destacado el seguimiento a las personas con deficiencias visuales en las consultas especializadas para evaluar y clasificar los diferentes casos.

También figura el otorgamiento a cuatro afiliados de un refrigerador totalmente gratuito, lo cual es una muestra de los desvelos de la Revolución para no dejar desamparados a quienes sufren discapacidades físicas.

Significativo resultó la entrega de una vivienda a un pequeño diagnosticado con Parálisis Cerebral Infantil, además de una silla de ruedas, lo que redundará en mayor confort y calidad de vida.

El acceso de las personas ciegas y de baja visión a la cultura, el deporte y la recreación es otra de las esferas donde se aprecian avances en la más occidental de las localidades tuneras, y cuyos resultados en eventos provinciales y regionales, tal como lo atestiguan la Competencia Zonal Oriental de Dominó y el cuarto lugar alcanzado en la Paraolimpiada. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar