La unión de los factores comunitarios ha sido determinante en el cambio que muestra el asentamiento de Las Marías, fundado en el año 1947 por Higinio Fanjul en honor a su esposa y su madre.

Esto pudo constatarse hoy durante el desarrollo del proyecto “Por nosotros mismos”, en dicha zona perteneciente al municipio de Amancio.

De vital importancia para el desarrollo cañero-azucarero y agropecuario en la porción sur de la provincia de Las Tunas, en ese poblado se trabaja con ahínco y entusiasmo para materializar disímiles acciones a favor de la satisfacción de sus habitantes con iniciativas propias a partir de los recursos existentes.

Lo anterior lo corroboran la elevada incorporación de hombres, mujeres y jóvenes a la Federación de Mujeres Cubanas y los Comités de Defensa de la Revolución, con cifras que superan el 98 por ciento, además de que el Grupo de Trabajo Comunitario, -junto al delegado de la circunscripción 32, y las entidades económicas y sociales-, aúna voluntades para transformar la calidad de vida de sus habitantes.

Los hechos son evidentes; funcionan una bodega, además de instalaciones similares en Peraza y La Extensión; un consultorio del médico y enfermera de la familia, -urgido de una reparación; la escuela primaria “El Granma”, y una granja dedicada al cultivo de la caña y al fomento de la agricultura.

Otros reclamos que ameritan respuestas del nivel estatal, como el abasto de agua y los viales, están en vías de solución, mientras que se implementan mecanismos para lograr la puesta al día en el pago de equipos electrodomésticos, y fortalecer la vigilancia popular revolucionaria en el barrio.

Para orgullo de los residentes de Las Marías, Yarisleydis Sánchez Verdecia y Sailín Reyes Silva, recibieron el reconocimiento de sus vecinos por sus excelentes resultados en los Juegos Escolares Nacionales, al igual que Irasel Parchemint, que se prepara en el Centro Nacional de Alto Rendimiento “Cerro Pelado”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar