Los campesinos amancieros agrupados en 23 organizaciones de base de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), cerraron el proceso asambleario previo al XI congreso de la organización agraria a realizarse el venidero año.

A camisa quitada, como es característica en los hombre y mujeres de campo, se analizaron las principales insuficiencias internas y externas que lastran un mejor desempeño en el propósito de producir alimentos para el pueblo.

El campesinado de esta sureña localidad abogó por el apoyo irrestricto al reodenamiento económico que vive el país, y al respeto a las normas jurídicas que fundamentan los principales cambios que se operan en la economía nacional.

De la misma forma cuestionaron las deficiencias en el abasto de combustibles e insumos necesarios para el laboreo agrícola, las irregularidades e incumplimientos en las contrataciones y alzaron la voz para reclamar el levantamiento inmediato del bloqueo económico y comercial del gobierno de los Estados Unidos contra nuestro país.

Wilber Ramos, presidente de la ANAP en Amancio, valoró de positivo el proceso de balance y explicó que las reuniones fueron escenario ideal para que el movimiento campesino expresara la alegría por el regreso de Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, Héroes cubanos que cumplieron injustas condenas en cárceles del imperio.

Las asambleas previas al XI congreso del movimiento campesino en Amancio, resultó ocasión propicia para festejar el advenimiento del año 57 del triunfo de la Revolución.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar