La sede de la Federación de Mujeres Cubanas en el municipio de Amancio se convirtió en Tribunal de denuncia al bloqueo y la política hostil del gobierno de los Estados Unidos contra la mayor de las Antillas.

Las féminas de la más suroccidental de las localidades tuneras, condenaron el injusto proceder que por más de cinco décadas ha provocado incontables daños a nuestro pueblo.

La sicóloga, Mairelys García Pérez, enumeró los daños que ha provocado la Ley de Ajuste Cubano a nuestras familias, así como a las afectaciones que en las esferas económica y social hemos sufrido.

La introducción de agentes biológicos, enfermedades, sabotajes, entre otras prácticas del gobierno de los Estados Unidos para rendir al pueblo cubano, fueron  expuestas en el tribunal contra el bloqueo.

En el encuentro se denunció la injusticia que se comete contra los antiterroristas Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Gerardo Hernández, quienes sufren injustas condenas por combatir el terrorismo, así como destacaron la lucha que se desarrolla para que regresen a su patria.

Mairelys Gez Alarcón, secretaria de la FMC en Amancio, al hacer uso de la palabra, puntualizó que el bloqueo contra Cuba, califica como un acto de genocidio y es el más largo y cruel que haya sufrido cualquier país en el mundo, no obstante ratificó que los cubanos nos crecemos cada día para construir una sociedad más justa y solidaria.

La ocasión fue aprovechada para significar el derecho que tienen las mujeres a expresar sus criterios, a tener una organización que las represente y defienda sus derechos, así como encomiaron los esfuerzos del gobierno cubano para garantizar igualdad de posibilidades y oportunidades a las féminas que se reflejan en la participación activa en las tareas políticas, económicas y sociales, ocupando puestas claves de dirección, trabajos no tradicionales para la mujer, entre otros beneficios.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar