Apelando a la vergüenza y el compromiso de mantener una hermosa historia de luchas y tradiciones, los trabajadores de la Unidad Empresarial de Base Central Azucarero "Amancio Rodríguez" no pierden un solo minuto para iniciar la zafra 2014-2015 en la fecha prevista.

En la primera industria de esta localidad ubicada en el extremo sur de la provincia de Las Tunas,  se libran intensas jornadas de esfuerzo decisivo para culminar un complejo proceso de reparaciones en áreas vitales como fabricación, turbogeneradores, basculador y molinos.  

Durante la emisión del programa Micrófono Abierto, de Radio Maboas, se analizaron los avances y retrocesos de los preparativos de la campaña azucarera, cuya arrancada se fijó para el 7 de diciembre.

En su intervención, Irene Salgado pasos, secretaria general del Sindicato de Trabajadores de la Industria Azucarera en esta oriental comarca, precisó que el accionar de las estructuras de base del gremio se dirige al tema de la atención al hombre, con énfasis en la alimentación de los obreros y en las condiciones de trabajo en cada uno de los eslabones de la cadena agroindustrial.

La dirigente sindical aseveró que se evalúa en las asambleas de afiliados el estado de los aseguramientos para la próxima contienda, cuya responsabilidad compete a la industria y a las unidades tributadoras de caña, a partir de los planes productivos de arroz, viandas, hortalizas y carnes.

Enoel Céspedes, director de la UEB Central Azucarero “Amancio Rodríguez” reconoció que si bien la entrada de recursos materiales todavía resulta insuficiente, existe un ánimo favorable y un alto sentido de pertenencia en todos los colectivos.

Puntualizó además que previamente al comienzo de la contienda, se efectuarán pruebas técnicas en todas las áreas del ingenio, a fin de corregir cualquier deficiencia técnica y operativa, de modo que la fábrica arranque sin grandes contratiempos en la maquinaria y el desempeño de los obreros.

En cuanto al parque ferroviario y automotor, el estado técnico de los equipos es superior a la zafra precedente, por lo que se ha montado un sistema para que las labores de transportación de la caña de azúcar y sus derivados tengan la calidad y la eficiencia requeridas.

Para la campaña que se avecina el 7 de diciembre, los agroindustriales azucareros de Amancio tienen el reto de aportar al país más de 40 000 toneladas de crudo y retomar los ansiados senderos de la eficiencia productiva y la calidad en el proceso de fabricación del llamado oro dulce. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar