Durante la primera mitad del siglo XX, la colonia de La Lomita, en las cercanías del antiguo central Francisco, acogió a dos hombres fundamentales que hicieron historia: Arsenio Yero Álvarez, fundador de la primera célula del Partido Comunista en esta comarca tunera, y el líder sindical Amancio Rodríguez Herrero.   

Transcurridos 56 años del triunfo revolucionario del Primero de Enero de 1959,  los habitantes de esta comunidad perteneciente al municipio de Amancio iniciaron el 2015 con nuevos bríos para  contribuir al mejoramiento de su calidad de vida. 

Prueba de ello fue el proyecto “Por nosotros mismos”, que en la jornada de este domingo aquilató las fuerzas para propiciar la transformación del entorno con la unidad del pueblo, las organizaciones sociales y de masas, junto al Grupo de Trabajo Comunitario. 

Con el actuar de los organismos de la Administración Central del Estado, se logró dar respuesta a algunos planteamientos y preocupaciones de los comunitarios, tales como la entrega de una pesa y una cama ginecológica para atender a las embarazadas en el Consultorio Médico, y la instalación de mangueras en algunas viviendas que no tenían agua potable.

Pese a los avances, los pobladores de La Lomita, en Amancio tienen ante sí varios retos, entre ellos fortalecer la vigilancia revolucionaria, arreciar el combate contra las indisciplinas sociales y brindarle más atención a la limpieza e higiene comunal.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar