Con particular apego a la premisa de que los Combatientes de la Revolución Cubana son símbolos imborrables para las actuales y futuras generaciones de cubanos, frente a los desafíos de hoy y de mañana, en el municipio de Amancio, se realizó una radiografía al desempeño de la oficina encargada de la  atención a esos dignos cubanos  y sus familiares.

En los debates se reconoció el esfuerzo de las administraciones locales para atender y solucionar los más apremiantes problemas planteados por los combatientes, no obstante perviven dificultades para satisfacer las solicitudes de viviendas, la asistencia médica y los problemas constructivos del Panteón de los Caídos Por la Defensa.

Ana Iris Ponciano Peña, viepresidenta de la Asamblea del Poder Popular a este nivel, insistió en la necesidad de perfeccionar los mecanismos de atención y solución a las inquietudes recibidas, y propuso la búsqueda de una herramienta que permita la incorporación de los licenciados del Servicio Militar General a la vida laboral.

En el periodo evaluado la oficina de atención a combatientes entregó 97 ayudas destinadas a la compara de ropa, alimentos y reparación de equipos electrodomésticos, de la misma forma la Asistencia Social designó para  necesitados camas, colchones, prendas de vestir y prestaciones monetarias.

Al realizar las conclusiones del balance de la oficina de Atención a Combatienes y sus familiares en el municipio de Amancio,  Eriberto Cañete Ruíz, directivo a nivel provincial, reconoció la calidad de los debates y los invitó a desvelarse ante las inquietudes de quienes  pusieron en riesgo su vida para que tuvieramos la sociedad de hoy.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar