Sin duda alguna, el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, presidente de la República Bolivariana de Venezuela,  es todo un símbolo de valor, resistencia y fe inquebrantable en la salvación de los pueblos sometidos a la voracidad capitalista.

Desde su irrupción en el escenario latinoamericano y mundial, el discípulo confeso del Libertador Simón Bolívar, el Apóstol José Martí y del Comandante en Jefe Fidel Castro, lleva en sí el genio y figura de los hombres que lo apuestan todo, hasta su propia salud, para construir un mundo más justo y humano.

De ahí que su alta estatura moral y política es ya una piedra en el zapato de quienes pretenden erigirse como amos absolutos de la Tierra. En esta “onda” se sitúan libelos mediáticos de corte fascista e imperial, como el periódico ABC, de España,  que ha desatado una insidiosa campaña para desacreditar los innegables avances de la Revolución Bolivariana.

Entre líneas capciosas, se toma la absurda licencia de fingirse gurú o adivinador del destino de Chávez, para hacer un juego morboso al proceso de recuperación en que se haya enfrascado el mandatario venezolano.

Según el rotativo español, “a Hugo Chávez sólo le quedan entre 9 y 12 meses de vida”, y para afirmarlo se basa en los resultados de exámenes médicos practicados que arrojaron la aparición de nuevos focos cancerígenos, y por ende, es evidente un deterioro de la salud.

El compañero Fidel Castro vuelve a la carga con su brillante reflexión titulada La genialidad de Chávez, en la que pondera y exalta la entrega del amigo en el cumplimiento de sus deberes constitucionales, políticos y cívicos como Jefe de Estado, de un país que se transforma paso a paso, gracias a un proyecto social que busca la felicidad y el progreso de una grandiosa nación.

Con una tasa de popularidad que supera el 60 %, de acuerdo con encuestas previas a los comicios presidenciales, el líder bolivariano continúa dando luz verde a nuevas misiones, entrega viviendas a los sectores más pobres y facilita ayudas a madres solteras, discapacitados y población de la tercera edad.

Muchas han sido las muestras de cariño, admiración y respeto de Chávez hacia Cuba y su proyecto social, encabezado por Fidel.  Una de ellas fue cuando emplazó valientemente a la  transnacional informativa norteamericana CNN  a que entrevistara a los Cinco Héroes cubanos presos en los Estados Unidos, a quienes se les acusa de “terroristas”.

Lógicamente, que este reclamo encontró el silencio de la cadena, “efectivo” instrumento del gobierno de Estados Unidos para publicar la “verdad” más conveniente a sus intereses con una buena dosis de manipulación y escamoteo de las realidades del mundo actual.

Tal y como lo afirma Fidel en su reflexión de hoy: “Las armas, los recursos y los conocimientos deberán marchar por los senderos de la unidad para formar en América, como soñó El Libertador, “…la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riqueza que por su libertad y gloria”.

Y por esa senda cabalga Chávez, un paladín de las ideas justicieras que aún duermen huérfanas en un planeta amenazado por la muerte y la destrucción.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar