Como en toda Cuba, en el municipio de Amancio también se multiplican las voces de condena al decreto emitido por el presidente Barack Obama, que declara a Venezuela como una amenaza a la seguridad nacional de los Estados Unidos de Norteamérica.

Consultado por Maboas Digital, el Doctor José Antonio Guerra Pérez, quien se desempeña como pediatra en el Policlínico con servicios de hospitalización “Luis  Aldana Palomino”, reafirmó el apoyo incondicional de los trabajadores de la salud en esta comarca tunera al gobierno legítimo del presidente  Nicolás Maduro Moros y a la Revolución Bolivariana.

Recién llegado de una misión internacionalista en Bolivia, Guerra Pérez subrayó que su experiencia en ese país andino le sirvió de mucho para sufrir en carne propia los rezagos del capitalismo y su carga onerosa de desigualdades sociales.

También reconoció los grandes esfuerzos que realiza el gobierno de Evo Morales Ayma para garantizar los servicios médicos al pueblo, pues aún muchas prestaciones, que en Cuba son gratuitas, allí se cobran a precios exorbitantes.

Por ello, puntualizó el galeno amanciero, nuestra labor solidaria y humanista para con nuestros hermanos bolivianos fue inolvidable y única. “El proceso revolucionario en Venezuela no puede morir, pues el legado del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías vive en el corazón de su pueblo y del mundo entero; Chávez demostró con creces que sí se puede cambiar el estado de cosas para bien de los humildes y los desposeídos”.

En su condición de delegada de la circunscripción 6 del Reparto Las Estancias, Elbia González expresó el sentir de sus electores ante los acontecimientos  que hoy conmueven a la Patria de Simón Bolívar. “Nosotros condenamos el decreto imperial aprobado por Obama, y sí ratificamos que Venezuela no es ninguna amenaza para nadie, y sí un faro en la lucha por construir un mundo mejor y posible”, afirmó.

Por su parte, el Máster Onelio Molina, profesor principal de la carrera de Derecho en la Filial Universitaria Municipal “Haydée Santamaría Cuadrado”,  afirmó que en el tema de la preparación política impartido a los estudiantes de esa especialidad se analizó la prerrogativa de Obama, la cual constituye una flagrante violación de los principios de la Carta de las Naciones Unidas, específicamente el de no injerencia en los asuntos internos de cada país.

“Con su política y su proyecto social, Venezuela jamás será una amenaza para nadie. Habrá que esperar la reacción de Obama en la Cumbre de las Américas cuando se den a conocer los millones de firmas y twitters que en todo el mundo se han enviado a la Casa Blanca para derogar el decreto contra los venezolanos.  No le va a quedar más remedio que apelar a la diplomacia y no a la guerra”, sentenció Molina.

En ese contexto, centros estudiantiles y laborales en Amancio comenzaron un proceso de recogida de firmas para su envío a la próxima Cumbre Iberoamericana de San José, Costa Rica, como muestra de que Cuba acompaña a los venezolanos en su batalla contra el imperialismo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar