Las asambleas de presentación y discusión del plan de la economía y el presupuesto para el año 2015, concluyeron satisfactoriamente en el municipio de Amancio, por lo que ahora el desafío corresponde a directivos y trabajadores para evaluar el cumplimiento de ese tema estratégico.

Dicho proceso estuvo precedido por la puesta en práctica de las normativas jurídicas que dotan a las organizaciones empresariales de autonomía suficiente y facultades en su gestión económica y financiera, lo cual permitirá el despliegue de las potencialidades de los organismos de la Administración Central del Estado.

Es preciso avanzar más en la esfera de la producción material, sobre todo en la manufacturera, en la organización del trabajo, en el diseño y control de sistemas de pago ajustados a los resultados del trabajo, que influyan de manera efectiva en el incremento de la producción y la productividad y en la elevación del ingreso de los trabajadores.

El examen periódico de los planteamientos en las asambleas de afiliados, lejos  de ser un paso o acto formal, permitirá alcanzar el máximo de comprometimiento en aras de materializar indicadores como eficiencia económica y financiera, productividad; inversiones, empleo y salario; ropa y calzado; alimentación y productos de aseo; sin dejar a un lado el papel insustituible de los innovadores y racionalizadores.

Al igual que el uso adecuado de la ejecución de los presupuestos, debe contribuir a desatar las fuerzas productivas pues ahora se cuenta con mayor autonomía en la gestión empresarial por parte de jefes y empresarios.

En tanto, los afiliados y trabajadores están convocados a sacar todas aquellas reservas productivas existentes en cada puesto de labor; dignificar la laboriosidad de cada hombre y mujer comprometidos con ser los verdaderos protagonistas de la implementación de los Lineamientos aprobados en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba y de los objetivos derivados del XX Congreso de la CTC.

No pecamos de reiterativos cuando se afirma que la batalla económica es fundamental, y solo puede ganarse con la máxima participación de las masas trabajadoras.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar