El Programa Materno-Infantil (PAMI), en el municipio de Amancio, muestra indicadores favorables en comparación con naciones del primer mundo, al cerrar el año 2014 con una tasa de 5.3 por cada mil niños nacidos vivos, por debajo de la media nacional. 

Este logro se debe a las acciones de  los Grupos Básicos de Trabajo para perfilar el seguimiento a las embarazadas con riesgo y la atención integral a la madre y el niño, lo cual significa que nada resulta suficiente en el propósito de continuar perfeccionando los avances en ese programa priorizado del Ministerio de Salud Pública (MINSAP).

La Doctora Leydis Arias, asesora del PAMI en esta oriental comarca, afirmó en el espacio de opinión y debate Micrófono Abierto, de Radio Maboas, que también influyeron el adecuado engranaje del sistema de atención primaria de salud, y el seguimiento a la madre y al pequeño durante el primer año de vida.

Aseveró que también sobresale el cumplimiento de todas las consultas a las embazadas y puérperas, el funcionamiento del Hogar Materno del Reparto El Batey, y el apoyo a las familias con bajos ingresos monetarios, lo cual ha traído como resultado que en el transcurso del presente año no se reportan muertes infantiles ni maternas, y 2 niños con bajo peso al nacer.

La especialista adelantó que para la próxima semana comenzará a prestar servicios un equipo multidisciplinario integrado por profesionales con una alta calificación para evaluar a los niños de 1 a 18 años con enfermedades crónicas no trasmisibles, en aras de elevar su calidad de vida.

Por su parte, la Doctora Raysa Díaz Rivero, quien se desempeña como pediatra, subrayó que se trazan estrategias de trabajo dirigidas a garantizar la participación de especialistas en Medicina General Integral, psicólogos, obstetras, enfermeras, trabajadores sociales y supervisores en el diagnóstico y evaluación de los distintos grupos dispensariales.

Díaz Rivero reconoció el apoyo del resto de las organizaciones políticas y de masas que intervienen en el programa, así como elogió las acciones para lograr la captación temprana de la embarazada, el ingreso en el Hogar Materno de aquellas que presenten dificultades y el chequeo diferenciado a las que tengan riesgos para su salud.

En el municipio de Amancio la cobertura médica está completa en los consultorios de la familia y se cumplen con las interconsultas de especialistas de medicina interna, pediatría y ginecobstetricia, entre otros componentes del Grupo Básico de Trabajo.

El PAMI se nutre también de otros factores como la Dirección de Trabajo y Seguridad Social, la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), y la Empresa VASCAL; encargada de la fabricación de cunas para bebés, y cuya entrega se fundamenta en aquellos casos con una situación social desventajosa.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar