Elevar las condiciones de vida de las personas con bajos ingresos económicos es una prioridad del estado cubano que traza programas encaminados a lograr la satisfacción de este grupo poblacional.

En el municipio de Amancio 342 núcleos familiares beneficiarios de la Asistencia Social reciben un módulo de cocina de inducción, compuesto por hornilla, cafetera,  una cacerola con tapa, una sartén y un jarro, todos de excelente factura y presencia.

Según Daimara Estrada Trecus, técnica del trabajo social y encargada de la tarea, explicó que el módulo tiene un valor de 500 pesos, pero en correspondencia con el ingreso económico que recibe el beneficiario, abonará un por ciento y el resto será subsidiado por el estado en dependencia del estado de necesidad de cada caso y según las investigaciones realizadas por el técnico del área.

Para su venta se han creado las condiciones en una unidad de la red del comercio minorista con la presencia de un técnico encargado de la revisión y comprobación de los artículos, además de ofrecer una información pormenorizada sobre su funcionamiento, limpieza y otros detalles importantes.

En tanto los asistenciados Orestes, Francisca e Higinio, que ya recibieron los artículos, expresaron el agradecimiento infinito a la Revolución que nunca los abandona y tiene en cuenta acciones para su protección, así como la satisfacción de vivir en esta tierra donde el hombre es la principal divisa.

Asimismo Daimara Estrada Trecus, técnica de la Asistencia Social, en Amancio, precisó que se han realizado otras acciones como la compra de colchones, toallas, sabanas, calzado, prendas de vestir, para mejorar el confort de esas familias.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar