Aniversario 58 del asesinato de Frank País

En la Historia de Cuba hay días significativos por su alto contenido patriótico. Pero cuando hablamos del 30 de julio advertimos que confluyen acontecimientos importantes.

Y es que la figura de Frank País García es la verdad más representativa de la gesta libertaria que le tocó vivir. Este joven cubano tenía solo 23 años al caer, abatido  bajo las balas de la tiranía, junto a su compañero de lucha Raúl Pujols.

No por casualidad, Fidel lo nombró Jefe de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de julio.

Saltan a la vista epopeyas como las del 30 de noviembre de 1956, en Santiago de Cuba, en apoyo al desembarco del Granma, donde Frank, junto a otros combatientes, planificó y ejecutó dicha acción.

No hay una fecha cargada de tanta tristeza, y a la vez tanta evocación. Pero ellos no fueron los únicos mártires. La caprichosa historia no se conformó  y en 1958, muere en combate René Ramos Latour.

Años más tarde, también un 30 de julio, cae en Bolivia José María Martínez Tamayo, quien integraba la guerrilla internacionalista del Ché.

Todo lo anterior son razones suficientes para que desde 1959 se conmemora en Cuba el Día de los Mártires de la Revolución, para honrar a todos los que ofrendaron su vida en el último período de lucha revolucionario.

Fran País es símbolo de la libertad cubana, de la rebeldía santiaguera, de la valentía que caracterizó a los jóvenes del centenario. Frank es sinónimo de clandestinidad, sacrificio y entrega total.

Es, en fin, 30 de julio, para continuar desde su altura en franco reto al futuro.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar