Gracias a las bondades del estado cubano que encamina políticas y programas en defensa de sus ciudadanos en el municipio de Amancio 17 mujeres reciben la protección de la seguridad social para que puedan dedicarse completamente al cuidado de sus hijos con una discapacidad severa.

Ana Gloria Silva Rivero, subdirector de Asistencia, Prevención y Trabajo Social en esta localidad del sur tunero, apuntó que estas madres cuidadoras reciben el mismo salario que devengaban hasta el momento de estar vinculadas al trabajo, lo cual les permite acumular años de servicio para disfrutar de su posterior jubilación.

Silva Rivero precisó que también se les garantizan productos de aseo entre los que se incluyen tela antiséptica, toallas, lonas, y otros artículos que mejoran el confort de estos enfermos.

La directiva explicó que para mejorar la calidad de vida de esas personas con discapacidades severas han recibido beneficios como los modulo de cocina de inducción, gas licuado, viviendas confortables, entre otras.

En la localidad estos casos se visitan cuatro veces al año y se revisan por la subdirección de Asistencia, Prevención y Trabajo Social para comprobar que la situación se mantiene.

Hay que señalar además que en caso de fallecimiento de la madres los padres pueden solicitar esta ayuda, y en caso de la ausencia de ambos progenitores pueden hacerlo abuelos o tíos.
Asimismo hay que aclarar que solo reciben el servicio aquellas mujeres que al momento de nacer sus hijos estaban vinculadas a un empleo o al momento de adquirir la discapacidad se encontraba trabajando.

Todo esto indica la preocupación del estado cubano por sus ciudadanos para hacer valer la premisa martiana de que reza…”Quiero que la ley primera de la Republica sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar