Culmina el 2015, un año plagado de retos e inconformidades en cuanto a los programas agropecuarios en el municipio de Amancio, ubicado al sur de la provincia de Las Tunas.

A pesar que las ofertas no satisfacen la demanda de la población, muchos programas cumplieron los planes previstos, como es el caso de la ganadería.
Nuevamente esta localidad es de referencia por la entrega de leche al Estado, aportando cifras por encima de lo planificado. En el mes de noviembre se cumplió el plan del año, y desde entonces se aporta a la provincia.

La siembra de alimento animal también superó las expectativas. Más de 580 hectáreas fueron plantadas con plantas proteicas y otras especies que intervienen en la nutrición de las reses. Asimismo, el programa ovino caprino mantuvo los resultados como en años anteriores.

El arroz continúa a paso agigantado con un rendimiento de más de 6 toneladas por hectáreas, logrando los productores ubicarse por encima de la media nacional. No obstante, la Cooperativa de Créditos y Servicios “Camilo Cienfuegos” para el próximo calendario, prevé crecer en áreas.

Otras producciones como la del maíz también exhiben resultados positivos con más de 400 toneladas que tienen como destino la comercialización  con la Empresa Porcina.

La Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar crece en la incorporación de nuevas variedades, aunque tiene el reto de lograr mayor venta de hortalizas y vegetales frescos a la población.

Queda mucho por hacer. El nuevo año exige más de nuestros campesinos y que los planes se correspondan con las realidades objetivas en el más occidental de los municipios tuneros.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar