ConstructoresCuando el sol alumbra al amanecer las calles de este terruño amanciero, entre el ir y venir de quienes se disponen a iniciar la jornada laboral, están los constructores.

Hombres y mujeres de piel curtida por el sol, manos callosas y hábiles en el manejo de las herramientas de trabajo y corazones comprometidos en hacer cada día una obra mejor.

En cada escuela, hospital, círculo infantil, y viviendas, esta  la magia transformadora de este ejèrcito que contribuye a elevar la calidad de vida de los que habitan en estos parajes.

Al concluir cada una de las construcciones en la que intervienen se ve el brillo de sus ojos por el deber cumplido,
y el desafió a comenzar una nueva.

Sus huellas están mas allá de nuestras  fronteras, Vietnam, Angola, Venezuela, y Nicaragua, son entre muchos, los pueblos hermanos, que conocen de su gigantesco valor humano.

Ellos son de los que no se rinden y superan escollos en el camino, hacen de lo difícil,   posible, y a pesar de la falta de algunos utensilios y materiales, no claudican  y se convierten en titanes.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar