DeambulanteEl Censo de Población y Viviendas realizado en Cuba en el año 2012, reflejó que en todo el país existían más de 10 mil personas caracterizadas como deambulantes.

El término deambulante queda en un marco estrecho si profundizamos en la multiplicidad de manifestaciones de este tipo de conducta.

Algunos podrían  llamarse sin techo, aunque en las noches buscan algún lugar para dormir. Muchas personas los llaman sin tierra,  sin vergüenzas que “se hacen “para vivir de la misericordia de los demás, sin detenerse un momento y pensar en la fatalidad que la vida, o el destino, quien sabe jugó con estos seres humanos.

Ni siquiera sus harapos, sacos, mal aspecto o simplemente el vaso donde simulan traer un buen trago, le otorga el derecho a nadie de maltratarlos, utilizarlos o hacer como que no existiesen.

En nuestro municipio como en toda la isla existen organismos y entidades encargadas de garantizar una mejor calidad de vida a estas personas, dígase Dirección de Salud Pública, Trabajo y Seguridad Social ente otras que se encargan de coordinar dinámicas para atenderlos, porque los reambulantes son parte de la sociedad y no nacieron de la nada, vienen siendo los padres, hermanos o hijos que nadie quiso.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar