Sorpresa, admiración y curiosidad, fueron las muestras en la reacción del pequeño César Luis Rondón Mensoney, un niño de apenas 5 años de edad, con residencia en la calle 27 de Noviembre, en el Reparto Progreso de este municipio de Amancio, al contemplar, luego de su rutinaria observación matutina, el resultado del cacareo de su gallina criolla preferida.