Como parte de los desvelos del Estado cubano para garantizar la calidad de vida de la población, los lineamientos de la política económica y social del país establecen que la atención a las personas con discapacidades constituye una prioridad importante.

El municipio de Amancio fue objeto la víspera de una visita de control y ayuda por parte de la Dirección Nacional de la Asociación de Ciegos y Débiles Visuales (ANCI).

“El objetivo fue evaluar el cumplimiento de las actividades planificadas en los lineamientos de trabajo de la organización”, así lo hizo saber el doctor José Blanch Ferrer, presidente del consejo nacional  de la ANCI.

El productivo contacto con los asociados permitió lograr una retroalimentación con la base y  los diferentes niveles lo cual posibilitó conocer los avances y dificultades que aún subsisten.

Por otra parte,  durante las conclusiones de la visita se resaltaron los logros que exhibe la localidad en  esferas como la cultura, la educación y  el empleo.

El presidente de la Asociación Nacional de Ciegos, José Blanch Ferrer, felicitó a los amancieros por la labor realizada y sobre todo por el trabajo a favor de la reinserción de los discapacitados a la vida socialmente útil.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar