Aún cuando la postemporada del béisbol cubano está por concluir y no se ha definido el triunfador de la 51 edición del clásico antillano, en Las Tunas  dará comienzo la 35 serie provincial de esa apasionante manifestación deportiva.

El primer juego se efectuará este sábado en el municipio de Amancio, con el enfrentamiento entre el equipo local y el de Colombia, y tendrá como escenario el Estadio Gilberto Ferrales Báez, al cual fue convocada toda la afición de esta sureña comarca.

La serie está concebida con el sistema de todos contra todos, dividido por las zonas sur y  norte, en la cual clasificarán dos por cada una, para luego enfrentarse en la final cruzada cuyos ganadores irán por el título, en una serie de 7 juegos a ganar uno.

La dirección del equipo amanciero está a cargo del experto Gilberto Rodríguez, en tanto el roster está encabezado por figuras como el jardinero Yordanis Scull y el lanzador Darién Núñez, con Alfredo Morán como delegado, todos integrantes del equipo tunero.

Por su parte, Fernando Corales, preparador general del equipo  local, explicó que la nómina está compuesta por 2 receptores, 10 jugadores de cuadro, igual número de lanzadores y 5 jardineros, entre ellos 7 novatos.

“Se entrenó para ganar y ocupar uno de los 4 primeros lugares en la serie, haciendo hincapié en objetivos como la velocidad, bateo y correo, robo de bases, toque de bolas, jugadas tácticas que hagan posible un buen  resultado”,  subrayó Corrales.

El lanzador Damichel González, quien estuvo ausente en temporadas anteriores por lesiones  en un brazo, se consagró a un fuerte entrenamiento con aspiraciones de brillar en la actual temporada y volver a integrar la nómina del equipo Las Tunas.

A consideración de los expertos, la novena de Amancio está muy bien conformado por algunos talentos nuevos pero con deseos de jugar buena pelota, apoyados por un  personal de experiencia, aunque solo su actuación en el terreno dirá la última palabral.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar