Taller de corte y costuraEl 2015 fue un año de aportes para la Unidad Empresarial de Base (UEB) Vascal, en el municipio de Amancio. Alrededor de 170 MIL pesos por encima de lo previsto, entregaron a la producción mercantil con un 117 por ciento de cumplimiento.

Entre las actividades que sobresalen figuran las confecciones, la gráfica y la artesanía. En esta última saltan a la vista las manualidades con el yarey, unido a producciones de cartulina y papel.

Todo gracias a la creatividad con que se desempeñan los integrantes del Taller de Discapacitados en esta sureña localidad tunera, de donde nace el mayor por ciento de estos recursos.

Varios son los retos para el presente calendario. Entre las principales proyecciones de trabajo está superar la falta de materia prima, específicamente textil, para el taller de confecciones  con tecnología de última generación, y así comercializar los diseños en la red de tiendas en cuc.

Los aires renovadores se esperan a partir del mes de marzo, fecha pactada para el aseguramiento material. Pero los trabajadores de la mencionada UEB también proyectan  rescatar la industria química con la producción de betún y tinta.
El propósito fundamental será abastecer el comercio con productos que exhiban factura propia y así lograr el autoabastecimiento por medio de  las industrias locales.

La Unidad Empresarial de Base Vascal, en la más occidental de las localidades tuneras, deberá intencionar su labor dentro del Programa Materno Infantil (PAMI) con la confección de cunas para las embarazadas que presenten bajos ingresos.
Los nuevos retos para Vascal son parte de su quehacer diario. Se trata de una entidad que busca un fortalecimiento económico con vistas a superar los resultados del pasado año y aportar más al desarrollo del municipio.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar