El tercer pleno de la Asociación de Agricultores Pequeños en el municipio de Amancio evaluó la marcha del proceso de constitución de las organizaciones de base, las actividades para saludar el aniversario de la organización y el cumplimiento de los indicadores productivos.

Hasta la fecha se han realizado 10 asambleas para elegir las direcciones de igual número de organizaciones de base, lo que debe contribuir a fortalecer el trabajo del movimiento campesino en la localidad.

En este sentido los presentes significaron la importancia de que las cooperativas dejen una huella en las comunidades donde se encuentren asentadas.

Con respecto a las actividades que saludan el aniversario 55 de la ANAP se conoció que se remozan las vallas identificativas, se completan los módulos pecuarios, se crece en 62 socios sobre todo mujeres y jóvenes, y se consolidan las brigadas ANAP-FMC.

Como parte de esas acciones también se construyeron dos organopónicos, una finca para la ceba de toros, además de dos bodegas en las comunidades de El Pilar y en los kilómetros por parte de la CCS Sabino Pupo y la CPA Alianza Obrero Campesina.

Por otra parte se logró que el pasado año todas las formas productivas fueran rentables unido a una mayor eficiencia económica, así como 3 cooperativas de Créditos y Servicios se incorporaron a la venta directa  al Combinado Cárnico.

En cuanto a los indicadores productivos el municipio cumplió sus planes el pasado año, debido al seguimiento, control y exigencia por parte de las juntas directivas, y el propósito para el 2016 es continuar en esa senda.

Reinel Martín, miembro del Buró de la Anap en el territorio tunero, significó que las cooperativas deben aumentar el nivel de gestión a los campesinos guiándolos en sus trámites, orientándolos sobre como mejorar la masa, los cultivos que debe sembrar, pagar en tiempo, darle destinos a sus producciones, entre otros aspectos.

El pleno de la Asociación de Agricultores Pequeños en Amancio promovió a miembros del Buró a Yunia Medina Arrieta, Yoel Pacheco Sosa y Manuel Labrada.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar