Atención Cultivo

El asentamiento rural de El Paraiso se nutre de personas que se distinguen por su laboriosidad y hacen que el esfuerzo de todos cuente por el bien común, y su delegada Sonia Cantero Martínez los guía en ese empeño. 

En esta comunidad que se encuentra a unos 25 kilómetros del centro del municipio de Amancio, hay hombres y mujeres que no esperan de brazos cruzados y buscan soluciones a las problemáticas que puedan interferir en la calidad de vida de los pobladores.

El trabajo comunitario integrado posibilita que se realicen jornadas de limpieza e higienización para eliminar los vertederos y buscar un lugar que les permitiera la ubicación correcta de los desechos sólidos.

También se reparan los salideros en las conductoras de agua que además de derrochar el vital liquido, se convierten en focos potenciales de mosquitos, a esto se unen las audiencias sanitarias para ganar en las educación de la población sobre las medidas que se deben y tener en cuenta para combatir al Aedes Aegipty, trasmisor del virus Zika y el dengue. 

La reparación con recursos propios del Círculo Sociocultural, sitio de encuentros y actividades para los comunitarios es otra de las tareas que se han propuesto desarrollar en el asentamiento.

No podía dejar de mencionar la escuela “Rodolfo Ramírez”, que se convierte en el centro cultural, recreativo y deportivo más importante de la comunidad, donde el colectivo de pioneros y docentes se imbuyen en todas las tareas del barrio, lo que les otorgó la condición 56 aniversario de los Comités de Defensa de la Revolución, junto a las 8 estructuras de base de la zona.

En este lugar también se apoya a las personas con desventajas sociales y económicas, a través de la atención de la asistencia social con prestaciones monetarias y la garantía de la alimentación, mediante el Sistema de Atención a la Familia.

La producción de alimentos es otro de los temas en los que se insertan con la puesta en marcha de una minindustria en el patio de Roger Romero Nieves que junto a su esposa ayudan a procesar el maíz que se siembra en la zona y que se inserta dentro de los renglones que sustituyen importaciones.

Aunque son muchos los resultados en el trabajo comunitario integrado aún queda pendiente el tema de los viales interiores del poblado y los que dan acceso a la cabecera municipal.

Nunca falta el reconocimiento a personas como Emoranda Morales, una cederista destacada, a la doctora Zoraida Álvarez Cedeño, Yusdelvis Estévez, la responsable del programa Educa a tu hijo y Daysi Zayas Herrera, directora de la escuela, entre otros pobladores que hacen avanzar a su comunidad.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar