Obreras agrícolas de la unidad básica de producción cooperativa (UBPC) de San Fernando

Desafiar la madrugada puede parecer algo habitual; y hasta lo creo porque quienes trabajamos a diario nos despertamos antes que aparezcan los rayos del sol.

Sin embargo, para estas mujeres representa un reto y su realización personal. Les hablo de 16 féminas que laboran en  la unidad básica de producción cooperativa (UBPC) de San Fernando,  en el municipio de Amancio, al sur de la provincia de Las Tunas.

Cualquier labor en el sector azucarero, incluyendo la producción de alimentos para el autoabastecimiento, la enfrentan con voluntad, como si fueran profesionales del surco. Siembran y cortan caña,  deshierban campos para futuras producciones, en fin, son imprescindibles.

Pero lo que las hace más sorprendentes es esa valentía con la que se enfrentan a la eliminación del marabú. En solo 4 días entregaron 3 campos listos para el procedimiento que sigue.

En las comunidades rurales de San Jorge, Riselda y  Cubita, viven estas Marianas. Hasta pasan inadvertidas, quizás, porque son seres comunes a quienes le satisface el deber cumplido. Cuentan quienes las  conocen, que en más de una ocasión sus salarios han sido  superiores a los de los hombres de la mencionada UBPC. Y no por casualidad, sino porque se lo han ganado.

Voluntad, esa es su principal virtud, en tiempos donde la mujer se crece para ocupar un espacio que a diario se gana con ejemplos como este.

Obreras agrícolas de la unidad básica de producción cooperativa (UBPC) de San Fernando

Obreras agrícolas de la unidad básica de producción cooperativa (UBPC) de San Fernando

Obreras agrícolas de la unidad básica de producción cooperativa (UBPC) de San Fernando

Obreras agrícolas de la unidad básica de producción cooperativa (UBPC) de San Fernando

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar