Mango de 8 libras cosechado en la finca de Rafael Ferreiro en AmancioEsta es una frase muy popular en Cuba, sobre todo entre las mujeres jóvenes, y también las “maduritas”, que sucumben ante el paso arrollador de un Adonis ataviado de atributos físicos irresistibles y sensuales.  Pero en el caso que nos ocupa, no se trata de un hombre, sino….¡de un mango de 8 libras!.

Como Ud. puede apreciar en las fotos, la deliciosa fruta es motivo de satisfacción para Reynaldo Fernández Ferreiro, nieto del reconocido campesino amanciero Rafael Ferreiro, quien es propietario de la Finca La Gladys.

Estudiante de la especialidad de Agronomía  en el Instituto Politécnico Industrial Juan Manuel Ameijeiras, de esta comarca ubicada al suroccidente de la ciudad de Las Tunas, Reynaldo pone a prueba sus conocimientos, junto a su abuelo materno.

Reynaldo muestra el mango (8 libras) cosechado en la finca de su abuelo Rafael Ferreiro“Mis profesores me enseñaron varias técnicas de cultivo, y una de ellas la apliqué en una mata mediana de mango. Aprendí que cuando las flores abortan, se hace un arito para evitar que la savia llegue hasta arriba, y los frutos no se goteen (caer al suelo)”, explica el joven agricultor.

El resultado no se hizo esperar: la planta floreció y luego parió.  “Con el tiempo me di cuenta que el mango iba creciendo más de lo normal. Hasta ahora es el de mayor volumen, aunque hay otro que va “cogiendo” tamaño”, dice con visible orgullo.

La literatura especializada refiere que el mango pertenece a la familia de las Anacardiáceas; se reportan alrededor de 65 géneros con más de 500 especies, distribuidas principalmente en regiones tropicales y subtropicales.

Reynaldo prefiere la Super Haden, que es una especie procedente de Pinar del Río por un cruzamiento entre el Haden y el Chino amarillo.

“Es un fruto de gran tamaño y su peso oscila entre los 930 y 1000 gramos; presenta forma ovoide o acorazonada, color externo verde con tonalidades rojizas, cáscara gruesa y lisa. La pulpa es abundante de color amarillo intenso y con pocas fibras. La cosecha principal se realiza en los meses de junio y julio”.

Especifica que la Super Haden es una variedad un poco ácida, muy recomendable para elaborar batidos refrescantes, ahora que estamos en pleno verano.

Y para que no haya dudas acerca de este prodigio de la naturaleza, bien vale la pena llegarse hasta la Finca La Gladys y admirar el fruto del joven agricultor Reynaldo Fernández Ferreiro. No puede haber motivos para los equívocos, ¡eso sí es tremendo mango!.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar