Producción de arroz en Amancio. Foto: Bárbara Borrás Aguilar

Hablar de la producción de arroz en Amancio, pudiera parecer reiterativo. Sin embargo, cuando se trata de resaltar logros que involucran a hombres y mujeres laboriosos, vale la pena volver con la temática.

Hoy los rendimientos promedian entre 6 y 6.5 toneladas por hectáreas. Sin tiempo que perder, luego de los cortes cumplen con el espacio establecido, y de inmediato comienzan a plantar. Pero el proceso continúa.

Es entonces cuando inicia la alianza con la unidad empresarial de base Industria y Comercialización de Granos. Hasta la fecha, procesan el cereal que logran de las 160 hectáreas que mantienen en producción en las campañas de frío y primavera.

Al cierre del mes de mayo, la mencionada  UEB  tenía un plan de 40 toneladas de arroz húmedo. Para sorpresa de los trabajadores y campesinos entregaron 236.040 toneladas para el consumo a la población, según las decisiones de la empresa mayorista local.

Especialistas de la provincia de Las Tunas aseguran que el cereal cumple con los parámetros de calidad, siendo la variedad Reforma su patrón fundamental.

El molino produce arroz consumo con un 20 por ciento de granos partidos, indicador positivo al prescindir de procesos químicos. Pero los retos continúan, y la industria comercializadora de granos en la más occidental de las localidades tuneras, cumple por primera vez, con el encargo estatal en cuanto al fríjol.

Además, se preparan para asumir maíz y sorgo, luego de las respectivas cosechas porque cuentan con máquinas trilladoras, así como otras dirigidas a dichas acciones.

Para el 2017 ya se aprobó un programa que persigue ampliar la industria arrocera en Amancio, que incluye nuevas obras constructivas y equipos de última tecnología.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar