Hugo Rafael Chávez Frias"Toda mi vida y por amor a un pueblo, la dedicaré hasta el último segundo de ella, para la lucha por la democracia y el respeto de los derechos humanos. Yo lo juro".

Y así lo cumpliste Chávez, por eso que nadie diga que te has ido, porque te acompaña la marea roja de tu Venezuela querida, dejando una estela de amor y cariño por el mejor de los amigos.

¿Cuántas obras dejaste para la eternidad, cuántos programas sociales beneficiaron al pobre, al negro, al indio?

¿Cuántos niños supieron que podían tener sueños, cuántos jóvenes salieron de la marginalidad de las calles para estudiar y ayudar a construir la Patria grande de los venezolanos?

¿Cuántos padres sanaron del dolor y la angustia cuando les devolviste la salud a sus hijos?

Eres eterno como la luz de las estrellas, eres el alba que renace en cada amanecer, en cada sueño de los latinoamericanos.

Eres guía y ejemplo de las causas justas, eres el más bravo de los guerreros, pues aún sabiendo que la enfermedad corroía tu cuerpo te levantaste para guiar a tú pueblo y le diste hasta el último aliento.

Bebiste de Martí, Bolívar, el Che, Fidel y rodilla en tierra juraste ser fiel a los ideales de unidad e integración que te inculcaron.

Estas en cada niño, en cada mujer, en cada hombre, eres el corazón de Venezuela que se multiplica y late en ellos para vivir por siempre y para siempre.

Que nadie diga que te has ido, estas ahí guardián, eterno Comandante Presidente firme desde el Cuartel de la Montaña vigilante para que nada pueda empañar el sueño de América que se levanta para fundar y amar.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar