La desertificación es un proceso de degradación ecológica en el que el suelo fértil y productivo pierde total o parcialmente el potencial de producción. Esto sucede como resultado de la destrucción de su cubierta vegetal, de la erosión del suelo y de la falta de agua; que con frecuencia el ser humano favorece e incrementa como consecuencia de actividades productivas como el cultivo y el pastoreo excesivos o la deforestación.

Desde el año 2000, Cuba implementa un Programa Nacional de Lucha contra la Desertificación y la Sequía (PAN), el cual vincula factores, procesos y ecosistemas que se encuentran en la naturaleza en constante interacción y aspira a que todos los agricultores y tenentes de tierra se incorporen al mismo.

En el municipio de Amancio se realizan esfuerzos multisectoriales  y multidisciplinarios en busca de resultados integrales y  el aprovechamiento de los recursos con el apoyo de  la ciencia y del alto grado de sensibilización y de voluntad política por parte del Gobierno. 

Jorge Luis Agüero Rodríguez, especialista en suelos en la Delegación de la Agricultura en esta localidad del sur tunero, precisó que las acciones se insertan en el Plan de la Economía nacional a través del Programa de Mejoramiento y Conservación de Suelos, el Programa de Reforestación y otras vías nacionales de financiamiento, con lo cual se ha logrado obtener una experiencia positiva.

Se tienen en cuenta factores tales como la aplicación de tecnologías para la explotación de los suelos y los recursos hídricos,  los procesos de contaminación de aguas y de los suelos, el manejo de los sistemas agrícolas y el aprovechamiento de los residuales en función de la protección y rehabilitación de suelos degradados.

También se destaca la inclusión de ecosistemas como las áreas protegidas y la influencia de la degradación y la deforestación sobre los ecosistemas costeros y humedales, las condiciones de salud y la educación de las poblaciones residentes en las áreas afectadas por los procesos de desertificación, entre otros.

El especialista precisó que los objetivos anteriormente planteados se tuvieron en cuenta en la perspectiva integradora del Programa de Acción dado que mantienen una interrelación de tipo social, económica y ambiental indisolubles.

El enfoque de trabajo del Programa, está basado en el Manejo Sostenible de Tierras, que refleja la excelencia en el tratamiento de las tierras para obtener bienes y servicios suficientes y de calidad sin  comprometer el estado de sus recursos naturales renovables y su capacidad de recuperación una vez que ha cesado la presión del hombre por extraer sus beneficios.  

A los efectos prácticos, los agricultores amancieros deben tener en cuenta en el proceso productivo, la implementación de acciones que aseguren  no contaminar las aguas superficiales, aprovechar los residuales resultantes del proceso productivo, tales como excretas de animales y restos de cosecha, entre otros; aplicar las medidas de conservación y mejoramiento de suelos; incrementar la diversidad de especies de cultivo y eliminar la quema de materiales y la tala de árboles.

Cuidar nuestro medio ambiente es preservar la vida en el planeta, en esta tarea estamos responsabilizados todos los que vivimos en él.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar