Seis generaciones de cubanos han nacido bajo el genocida bloqueo económico, comercial y financiero que impone el gobierno de los Estados Unidos a Cuba, por el solo hecho que nuestra Isla no escogió el camino de plegarse a los intereses yanquis y decidió su camino sola basado en sus principios de independencia.

En breve tiempo se votará en la Organización de Naciones Unidas por XXIV ocasión la resolución necesidad de poner fin a esta inhumana práctica y estoy segura que una vez más la comunidad internacional nos apoyará como lo ha hecho en los últimos años, pues crecen las muestras de solidaridad con nuestro país.

Hace unos días nuestro canciller Bruno Rodríguez Parrilla al presentar el informe  señalaba que entre abril del año pasado, de 2015 y marzo de 2016, los daños económicos directos provocados por el bloqueo a Cuba ascendieron a no menos de 4 Mil 680 millones de dólares a precios corrientes.

Entre esos perjuicios que se reflejan en la economía y en la vida cotidiana de los cubanos está el impedir la comercialización de productos de alguna infraestructura cubana, y la sanción a terceros países que comercialicen con nuestro país, aplicándoles multas millonarias.

Si no hubiera bloqueo cuantas cosas pudiéramos hacer para garantizar nuestro desarrollo en todos los sectores de la sociedad, incluso ciudadanos norteamericanos pudieran recibir tratamientos médicos en Cuba, contra la diabetes y el cáncer por ejemplo
Además se podrían exportar medicinas y equipos médicos que puedan utilizarse en la producción de productos biotecnológicos cubanos.

Por otra parte no tendríamos que comparar a terceros países y se abaratarían los costos de los fletes, podríamos utilizar el dólar en las transacciones internacionales, sin hacerlo en otras monedas, operaciones que son muy costosas.

No obstante estas limitaciones y las serias consecuencias del bloqueo continuaremos creando y buscando soluciones y luchando para que se levante esa cruel política impuesta a Cuba  por más de 50 años.   

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar