Comisión Evacuación. Foto: Rafael Aparicio Coello

Matthew azotó la región más oriental de Cuba, tal y como estaba previsto. En el municipio de Amancio, ubicado en la parte sur de la provincia de Las Tunas, las lluvias fueron escasas y mínima la velocidad de los vientos. Según informaciones del Consejo de Defensa municipal no hubo penetraciones del mar.

Durante estos días las acciones han sido diversas, encaminadas a preservar la vida de las personas. Se activaron 16 centros de evacuación que incluyeron escuelas y entidades estatales. Alrededor de  18 mil 744 habitantes de esta localidad fueron evacuados; de ellos 955 en albergues y el resto en casas de familia.

El subgrupo de salud mantuvo la vigilancia epidemiológica que contribuyó a la estabilidad y no aparición de enfermedades transmisibles, así como la garantía de los servicios vitales a la población. Asimismo, hasta la fecha no se reportan daños constructivos en los centros educacionales ubicados en el sector urbano y en comunidades rurales.

542 quintales de viandas fueron acopiados entre plátano vianda, plátano burro, yuca, boniato, calabaza y plátano fruta: además de 80 quintales de plátano vianda trasladados a la capital provincial.

Fueron podados árboles de roble, algarroba, casuarina, anoncillo y mango que afectaban el tendido eléctrico y cubiertas, tras el reporte en el puesto de mando diseñado para la ocasión.

La comunicación fue estable desde el Centro de Gestión para la Reducción de Desastres y hasta los asentamientos más intrincados de esta zona de la geografía tunera.

Al cierre de esta información se mantenía la nubosidad y no se reportaban lluvias intensas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar