Por la historia. Foto: Rafael Aparicio Coello

Su paso por ciudades, poblados y barrios no obedece a desatinos de la vida y mucho menos es consecuencia del carácter aventurero de cuatro hombres que desafían lodazales y un sin número de obstáculos para coronar una caminata de más de medio centenar de kilómetros en aras de preservar una trozo de nuestra Historia reciente.

-“Hace seis años que realizo esta caminata. En primer lugar como homenaje a aquellos combatientes. Muchos de ellos fueron mis compañeros y también porque considero que cada cubano digno, debe  recordar a quienes murieron para conquistar  la sociedad que disfrutamos hoy”

Así se manifiesta Sergio Vega Hernández, un hombre de “armas tomar” que exhibe con sano orgullo sus bien conservados  82 años. Fue combatiente de la clandestinidad e integrante de la columna 13 Cándido González y es el principal protagonista de esta ofrenda.

A su lado, moviendo constantemente las manos y con trazas  de más de siete décadas de vida, Esmel Arias Labrada,  un licenciado en Biología y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, se confiesa eterno enamorado de la Historia.

-“Fue por medio de Sergio que me incorporé a esta aventura patriótica. Considero que en ella aprendemos de los protagonistas, esos que son fuentes vivas de cada suceso, visitamos los sitios y de una vez, le damos vida a nuestros años”

Esmel confiesa que durante su etapa de docente, dedicaba cinco minutos de cada clase para hablarles a los estudiantes de algunas páginas de la Historia Patria, que ha participado en caminatas hacia y desde diferentes lugares comprometidos con nuestras luchas por la independencia.

Junto a  ellos Ennys Pompa Casas  y Reynaldo Ramírez Acosta, jóvenes campesinos asociados a la Cooperativa de Producción Agropecuaria “Mártires de Cascorro” del camagueyano municipio de Guáimaro, quienes asumen el proyecto como acción revitalizadora de la Historia patria.

La columna número 11 “Cándido González” salió el 8 de septiembre de 1958 desde las Vegas de Jibacoa en la Sierra Maestra con la misión de establecer un frente en Camagüey.  Esta formación la integraban 65  combatientes comandados por el capitán Jaime Vega.

El 27 de septiembre de 1958, al llegar al Batey conocido como Pino 3 la tropa fue  emboscada  y es prácticamente aniquilada.

_________________________
Fuente: Blog personal del autor

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar