Homenaje a las víctimas del terrorismo

El seis de octubre de 1976 es una fecha que los cubanos recordamos con dolor. La explosión en pleno vuelo de una aeronave de cubana de aviación que llevaba una preciosa carga de 73 vidas, entre ellas la de los 24 integrantes del equipo nacional de esgrima.

Que crimen atroz, que crueldad, cegar la vida den tantos inocentes. Mercenarios a sueldo que siguen vivos y que confesaron el crimen con la mayor desfachatez.

Cuba lloró a sus victimas, pero no se quedo detenida en el tiempo y para honrar la memoria de sus muertos, multiplicó a cada uno de  sus jóvenes en el desarrollo del movimiento deportivo y las medallas que yacen en el océano nos guían  y alientan.

Nuestra Isla ha sido blanco de estos actos deleznables para amedrentarnos, pero nada puede detenernos aunque el dolor se multiplica.

Por eso cada seis de octubre desde hace 40 años dedicamos una jornada a las victimas del terrorismo, para que el crimen no quede impune y para seguir denunciando actos como ese porque como sentenció el Comandante en jefe Fidel Castro Ruz en la despedida del duelo de las víctimas del sabotaje…”cuando un pueblo enérgico y viril llora la injusticia tiembla…”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar