Che con su familia

Corría el 14 de junio de 1928 cuando una mujer llamada Celia, traía al mundo un pequeño que más tarde se convertiría en alguien imprescindible en la lucha por la justicia social.

Fue su afición por la lectura la que hizo a Ernesto Guevara de la Serna, o al Che como le llamaban sus conocidos, un ser de amplia cultura y conocedor de todo a su alrededor. El programa Micrófono Abierto de Radio Maboas no dejó pasar por alto la efeméride del 8 de octubre, y dedicó el espacio a la vida del Guerrillero Heroico.

Especialistas y periodistas intercambiaron, en un primer momento, de su niñez y juventud con interesantes pasajes de su vida, así como de la amistad inquebrantable con su amigo Alberto Granado.

Diego Armando Morán Almaguer, presiente de la Brigada de Instructores de Arte José Martí, en Amancio, afirmó que la figura del Che es un reto en cada jornada para las nuevas generaciones dentro y fuera de Cuba. Es interesante conocer más de lo que hizo y por qué luchó, precisó el joven dirigente quien también agregó que la meta está en lograr la vigencia de su pensamiento y serle fiel a sus ideales.

El profesor e historiador Alfonso Aleaga Sanabría, hizo un bosquejo de su  personalidad, de la presencia en Guatemala, del guerrillero que fue en Alegría de Pío. Que fue un hombre en toda la extensión de la palabra, y como tal amó e hizo una familia, y de sus dotes como  intelectual que muchas veces se desconoce.

La historia local se engrandece con el paso de la columna del Che y la de Camilo por la zona de Laguna Baja. El cambio de su gorra verde olivo  por la boina que lo caracterizó, fue precisamente en estos parajes de la geografía amanciera.

Importantes testimonios de Rabel Arias también fueron escuchados, además de la intervención de Orlando Torres, quien fuera el historiador del municipio durante muchos años.

Liset Martín Marcheco, directora del Museo Histórico Amancio Rodríguez Herrero, abogó por el rescate y conocimiento de estos sitios a donde deben llegar nuestros pioneros y jóvenes para ser como el Che.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar