TRabajadores de la salud reclaman fin del bloqueo. Foto: Bŕabara Borrás Aguilar

Fue una mañana diferente. Todos los presentes conmovidos por la rotunda victoria de Cuba en las Naciones Unidas, volvieron a hacerse eco de la voluntad de un pueblo que defiende su historia por la soberanía futura.

 

Recordar al inolvidable Camilo Cienfuegos fue el principal motivo que reunió a trabajadores, especialistas, técnicos y personal de salud en general, para inspirados en el ejemplo del Héroe de Yaguajay, ofrecer su voto contra el bloqueo genocida de Estados Unidos.

La licenciada Mailín Rivas Oliva, joven amanciera especialista en Nutrición, aseguró que continuarán prestando los servicios a la población, a pesar de que sin el cerco que tanto afecta el desarrollo del país, pudiera ser mucho mejor.

Aclaró que la joven generación es emprendedora y que ha heredado el espíritu guerrillero y los deseos de crear por un socialismo más sostenible. Otras voces se alzaron con ejemplos precisos de cómo nos hemos crecido en más de 50 años de una hostil política.

La salud pública en la Isla es una conquista de la Revolución que se renueva en cada amanecer. El Ejército de Batas Blancas, como lo calificara Fidel, seguirá en la primera línea de combate. Dentro o fuera del país, hace realidad el concepto solidario de dar lo que tenemos, sin pedir nada a cambio. Por eso defender lo que por derecho nos pertenece, también es su principal misión.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar