El
El "Amancio" va al desquite

Las Tunas: Con la impronta de llevar de la mano la disciplina y la exigencia para lograr resultados en la producción y eficiencia capaz de poner fin a una cadena de incumplimientos que se extiende por 10 años consecutivos, los trabajadores azucareros del municipio de Amancio, se sumaron a la zafra 2016-2017, con la apertura de los cortes de caña.

Aun cuando la tarea económica más importante del sureño territorio comenzó después de la fecha prevista, esta puede ser la zafra del desquite si en el plano personal cada quien, trabajador y dirigente, actúa con responsabilidad y eficacia, deberes que en los últimos tiempos no han estado a la altura de los requerimientos de la campaña, sobre todo en el área industrial.

Para Ángel David Torres Fernández, jefe de zafra en Amancio, quien considera los problemas de operación del ingenio como la principal dificultad por resolver, y eso se llama hombre. Solo el factor humano hará posible la tan ansiada victoria productiva", aclaró.

Con ese imperativo por delante, en la madrugada del miércoles irrumpieron en los cañaverales el personal que conduce y atiende el parque de las 27 combinadas KTP –faltan tres por incorporar-, los 46 camiones, los integrantes de las cuatro tripulaciones de trenes y de las seis brigadas de macheteros, incluyendo a dos del Ejército Juvenil del Trabajo.

Esa tropa tiene la tarea de cortar, alzar y tirar diariamente tres mil 27 toneladas de caña. Esa cantidad, unida a la que debe entregar "Colombia", desde ahora hasta que arranque su central, hacen un gran total de seis mil 42 toneladas, cifra que supera ligeramente la capacidad potencial de molida del "Amancio Rodríguez".

Aprovechar al tope ese aporte del vecino, resulta crucial en la aspiración cumplidora de los amancieros. Eso, unido al comienzo de la cosecha con un mes de anticipación respecto al año anterior, a una superior calidad de la materia prima, disponer de 51 mil toneladas más de caña y haberse reparado los calentadores de la caldera cuatro, la conductora de agua y los motores de los molinos –puntos críticos del ingenio-, figuran entre las fortalezas que tienen los agroindustriales del municipio para batallar por la tan ansiada victoria productiva.

Para esta campaña que debe extenderse por 120 días si se mantiene el ritmo promedio en la molida del 70 por ciento, el centenario ingenio debe crecer en 15 mil 797 toneladas de azúcar, respecto al real entregado en la campaña anterior, un verdadero desafió a la voluntad de sus trabajadores, quienes seguramente harán todo lo posible por quitarse de encima la etiqueta que lo identifica como uno de los centrales más críticos de Cuba.

Ayer al mediodía el ingenio levantaba presión para poner en marcha su planta moledora y de esa manera acompañar en la faena azucarera al central Majibacoa. El próximo en abrir capacidad será el "Antonio Guiteras, mientras el "Colombia" lo hará en enero.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar