Asistencia y seguridad social, garantía de vida.
Asistencia y seguridad social, garantía de vida.

La Dirección de Trabajo y Seguridad Social en Amancio, cerró el 2016 con importantes aportes dirigidos a las familias y personas beneficiadas que clasifican en los diversos programas que atienden.

Proteger a las familias con situaciones críticas es la principal misión. En ellas  conviven ancianos, discapacitados, niños o niñas enfermos, y se precisa de una ayuda económica temporal.

En el mes de enero, en Amancio  se mantienen  443 núcleos protegidos por la asistencia social, de ellos, 401 reciben prestaciones monetarias.  También fue distintivo en 2016, que 359 familias recibieron recursos imprescindibles como camas, colchones, módulos de inducción, artículos electrodomésticos, ropa y calzado.

Asimismo, 16 madres trabajadoras se mantienen en sus hogares, cuidando a sus hijos e hijas  con patologías severas, además de los beneficios por intermedio del servicio con asistentes sociales.

Alrededor de 987 mil 83 pesos se ejecutaron, de los más un millón trescientos 81 dedicados por el presupuesto del Estado, en la localidad,  para la asistencia social.

Daimara Estrada Trecus, especialista integral de Trabajo Social en este sureño municipio tunero, explicó que en el año que concluyó, las principales acciones estuvieron dirigidas a directivas ministeriales como el programa Educa a tu hijo, y a los grupos más vulnerables.

El radio de acción del trabajo social abarca a los pequeños que se encuentran en la  Casa de Amparo Filial, ubicada en el municipio de Colombia;  así como aquellos que no cumplen los deberes escolares y son atendidos por la Comisión de Prevención, además de las asociaciones de discapacitados con las que mantienen un estrecho intercambio.

Para lograr estos objetivos es primordial una correcta caracterización en la comunidad de las realidades que viven esas personas que precisan de una ayuda.  Los trabajadores sociales tienen a su cargo esta responsabilidad, convirtiéndose en protagonistas de una hazaña que solo es posible en nuestro sistema social, donde nadie queda desamparado.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar