Analizar el trabajo realizado durante todo un año significa no solo resaltar los logros de la etapa sino también detectar las insuficiencias para superarlas en etapas posteriores.

Cuando se resumen las labores del Sindicato Azucarero en este municipio durante el pasado año, existen aspectos positivos que saltan a la vista.

Por ejemplo, al cierre del 2016 este sector agrupaba 2106 afiliados, quienes cumplieron al 87.2% el pago de la cuota sindical y al 101.1% le aporte a la Patria.

También fue positivo el desempeño de los 33 aniristas, principalmente en entidades vinculadas directamente a la producción de alimentos, cuyos trabajos se presentaron en eventos municipales y provinciales, alcanzando resultados satisfactorios.

Gracias al cumplimiento de las medidas de seguridad y al empleo de los medios de protección, no hubo que lamentar la pérdida de vidas humanas a pesar de la ocurrencia de 6 accidentes laborales.

Para el 2017 el trabajo de este sindicato debe encaminarse al fortalecimiento de la organización desde cada colectivo laboral.

Continúan siendo puntos débiles temas como la organización, control y evaluación de la guardia obrera, el análisis de los sistemas de pago y estimulación a los obreros, el aprovechamiento de las jornadas de trabajo, el enfrentamiento al delito y la atención al hombre.

Aunque el cumplimiento de la actual zafra azucarera seria un digno homenaje al líder local Amancio Rodríguez en su centenario, este no es un sector de los que más problemas presenta, pues las dificultades planteadas se pueden resolver con un poquito más de sentido de pertenencia de todos y cada uno de los miembros del sindicato.

El año pasado dejó resultados anhelados por los amancieros durante mucho tiempo lo que significa que el trabajo se puede hacer bien cuando nos lo proponemos. De ahí que la palabra de orden en lo adelante sea precisamente esa: Trabajar y hacerlo bien.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar