Emilia Rodríguez González afirma que la única receta que sigue está en esa sonrisa. Foto: Bárbara Borrás Aguilar.
Emilia Rodríguez González afirma que la única receta que sigue está en esa sonrisa. Foto: Bárbara Borrás Aguilar.

Emprender el camino de la vida, les aseguro, no es una misión fácil. Pero eso sí, preñada de experiencias maravillosas que compartimos con familiares y amigos.

Ese es el caso de una mujer que celebró,  recientemente, sus 100 primaveras. Y digo primaveras porque resulta sorprendente compartir con ella. Todo lo recuerda y en sus palabras no falta el reconocimiento a esos seres tan queridos que, a diario,  la llenan de cariños y mimos.

Emilia no permite que en su patio la hierva se apodere del terreno. Foto: Bárbara Borrás Aguilar.
Emilia no permite que en su patio la hierva se apodere del terreno. Foto: Bárbara Borrás Aguilar.

Quizás es la clave como recompensa a tantos calendarios dedicada por entero a regalar el más puro de los sentimientos humanos. Bondad, sencillez y entrega son calificativos que aún, cuando sus habilidades ofrecen resistencia como desafiando la terquedad y fortaleza física, la mantienen activa.

Emilia Rodríguez González afirma que la única receta que sigue está en esa sonrisa que no falta en su rostro; en el optimismo que la hace creer en las bondades humanas;  en su desafiante meta de seguir adelante a pesar de los pesares.

Al amanecer no pierde tiempo y acompaña el ambiente mañanero del reparto donde vive en el municipio de Amancio,  con el sonido que anuncia a todos la más fiel de las faenas hogareñas. Si porque Emilia no permite que en su patio la hierva se apodere del terreno. Escoba en manos hace la labor con la satisfacción de que crezca lo que realmente se siembra.

Una correcta alimentación y el contacto con lo cotidiano del hogar, son sus principales motivaciones porque, según su opinión, ayuda a todos en casa y se siente útil. De esta manera lucha contra las afecciones que pudieran aparecer.

Vivir un siglo es un privilegio que no todos podemos experimentar. Pero esta amanciera asegura que aún falta aportarle más a quienes le rodean, gracias a la excelente calidad de vida que muestra. Resultado de las atenciones que recibe.

Emilia Rodríguez González. Foto: Bárbara Borrás Aguilar.
Emilia Rodríguez González. Foto: Bárbara Borrás Aguilar.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar