Maltrato a los animales: un mal por erradicar. Foto: Rafael Aparicio Coello
Maltrato a los animales: un mal por erradicar. Foto: Rafael Aparicio Coello

Indisciplinas sociales y el manejo y protección de animales son temáticas que merecen análisis y reflexión cuando se trata de la convivencia y el cuidado de la biodiversidad.

 

El programa Micrófono Abierto de Radio Maboas analizó varias aristas que influyen en el mantenimiento de una correcta disciplina y, a su vez, mejores relaciones sociales. A partir de varias quejas de la población referidas a la contaminación sonora, los presentes en el espacio radial expusieron las principales acciones, aún insuficientes, que tienen lugar en la localidad.

Ernesto Velázquez, subdirector de Gastronomía en Amancio, explicó que, con previa autorización, las unidades del sector tienen orientado a qué niveles debe escucharse la música; sobre todo en el cabaret Guacanayabo un lugar cerrado donde la música, muchas veces, sobrepasa los niveles requeridos.

Etapas de diagnósticos, el intercambio con las partes implicadas, así como la promoción de los decretos ley son algunas de las acciones que hoy se realizan. Pero la realidad se impone y es hora de hacer valer lo que está establecido.   Así lo aseguran los especialistas en Higiene y Epidemiología quienes intercambian a diario con varios sectores poblacionales.

El cuerpo de inspectores de la Dirección de Planificación Física debe insistir, al cierre del 2016, aplicó 75 multas, de ellas 40 por ocupación de áreas que no fueron aprobadas para el trabajo por cuenta propia. Luis Vargas, subdirector de la mencionada entidad, explicó que  el reordenamiento territorial abarca disímiles vertientes que involucra a personas jurídicas y naturales.

Especial atención se le ofreció al maltrato animal, en especial los aquellos propietarios de equinos que en la vía pública maltratan a sus caballos, así como los animales sueltos en vías como el Kilómetro 18 y la carretera para Guayabal.

Hilia Margarita Tamayo, especialista del Citma en este sureño municipio tunero, aseguró que la Ley 81 del Medio Ambiente refiere lo relacionado con el cuidado de la flora y la fauna, además de prohibir la caza indiscriminada de aves de fantasía.

Aún queda mucho por hacer. Pero es urgente ponerle fin a hechos que afectan la tranquilidad ciudadana y el desarrollo feliz de la biodiversidad local.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar