Día del trabajador de las comunicaciones en Amancio. Foto: Bárbara Borrás Aguilar.
Día del trabajador de las comunicaciones en Amancio. Foto: Bárbara Borrás Aguilar.

Cada 24 de febrero se celebra en toda Cuba el Día del Comunicador, en homenaje a la primera salida al aire de la emisora Radio Rebelde en la Sierra Maestra. Desde ese instante cada acción del Movimiento 26 de julio y del Ejército Rebelde, eran divulgadas por este medio informativo, creado por Ernesto Ché Guevara.

En Amancio, la Agencia Correos de Cuba, los transmisores de radio y televisión de Radiocuba; así como el Centro de Telecomunicaciones de Etecsa pertenecen al sindicato de las comunicaciones.

La Agencia de Correos de Cuba, a pesar de no lograr cumplir los planes en el 2016, avanza en varios indicadores que benefician a los habitantes de esta sureña localidad tunera. No obstante, en el presente calendario es preciso incrementar la gestión de venta en cada consejo popular, así como las ofertas de publicaciones en la taquilla de la oficina central.

Por su parte, ambos transmisores recibieron reparaciones que fueron decisivas en la calidad de las señales. Gracias a ello los amancieros disfrutan de programas televisivos y radiales, con un mínimo de interferencia.

El Centro de Telecomunicaciones de Etecsa atrajo la atención de quienes anhelaban una zona wifi en la parte sur de la provincia de Las Tunas. Hace varios meses estos servicios  se han convertido en la principal atracción desde el punto de vista   de la informatización.

Otras bondades dirigidas a los clientes nautas también se pusieron en práctica y se espera,  en un futuro no muy lejano, lograr la conectividad a Internet desde los teléfonos celulares.

El Día del Comunicador no puede ser una fecha más. Deviene en propuestas y metas para lograr servicios de excelencias y que el pueblo, por el que se trabaja, sienta satisfacción por las misiones que ustedes, hombres y mujeres de estos sectores,  hacen realidades en cada jornada.

Día del trabajador de las comunicaciones en Amancio. Foto: Bárbara Borrás Aguilar.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar