Medidas para afrontar la sequía en producciones agropecuarias. Foto: Bárbara Borrás Aguilar.
Medidas para afrontar la sequía en producciones agropecuarias. Foto: Bárbara Borrás Aguilar.

En el municipio de Amancio, se llevan adelante los estudios de peligro, vulnerabilidad y riesgo para reducir el impacto medioambiental en caso de desastres.

La sequía  en sus tres clasificaciones, dígase hidrológica, meteorológica y económica,  es hoy el principal objeto de estudio que requiere mayor atención, teniendo en cuenta que en esta localidad desde finales de 2016 se detecta una alerta provocada por las escasas precipitaciones.

Según Hilia Margarita Tamayo Álvarez, especialista del Citma, ya se detectaron zonas de estrés hídrico en áreas que colindan con la provincia de Camagüey, y el municipio de Colombia.

Las primeras acciones están dirigidas a la Delegación de la Agricultura que abarcan  el conocimiento que deben poseer  tanto los tenedores de tierras como los campesinos dedicados a la ganadería. Para ello es fundamental la mapacificación de las formas productivas enclavadas en las zonas caracterizadas como las más críticas.

De esta forma se evalúa la sinergia de otros estudios de peligro que dan al traste con la realidad que muestra esta sureña localidad tunera que, en anteriores calendarios, fue la más seca de la provincia de Las Tunas.

Ya inició el  traslado de  alrededor de 140 reses a zonas potenciadas con agua, se instalaron dos paneles  fotovoltaicos en las comunidades rurales del Kilómetro 6 y el Kilómetro 8, la ubicación de  molinos de viento como parte de la energía renovable,  y  se concreta el empleo de la miel urea bagacillo  en la alimentación animal.

La necesidad de estudios de microlocalización para posibles pozos y la salinización de los mismos  es otra de las alternativas que pueden reducir la escases en caso de que la situación sea más intensa, además del comportamiento del agua potable para la fauna en general, la vinculación del estudio de epizootia con otros que abarcan tópicos intencionados. Tal es el caso de los  incendios forestales  a partir de que la alerta está en la misma etapa.

Asimismo, especialistas de la unidad empresarial de base Acueducto y Alcantarillado local, aseguran que el achicamiento de algunos pozos atentan contra el abasto de agua a la población.  Más de 3 mil 400 amancieros reciben el servicio en pipas en 11 asentamientos urbanos y rurales.

La ventaja que tenía el municipio de Amancio es que, a diferencia de otros lugares del territorio tunero, las lluvias han beneficiado esta geografía; no como se necesita. Hoy las condiciones meteorológicas han cambiado. Por tanto, en  el accionar se impone la diferencia.

Medidas para afrontar la sequía en producciones agropecuarias. Foto: Bárbara Borrás Aguilar.

Medidas para afrontar la sequía en producciones agropecuarias. Foto: Bárbara Borrás Aguilar.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar