Silvio Zamora Anselmo, amanciero que corona cien años de vida. Foto: Rafael Aparicio Coello.
Silvio Zamora Anselmo, amanciero que corona cien años de vida. Foto: Rafael Aparicio Coello.

Atuendos con la pureza del blanco cubren, desde los pies hasta la cabeza, toda la estatura física de Silvio Zamora Anselmo, amanciero que corona cien años de vida al frente de un patrimonio familiar integrado por 14 hijos y una buena cifra de nietos y bisnietos.

Atesora este hombre venido al mundo con el trabajo como talismán, un historial de desempeños y ajetreos que lo llevaron a labores tan disímiles como la agricultura, las vías férreas, producción de carbón vegetal y todo cuanto apareciera en aras de sostener a la estirpe.

Matrimonio de 72 años. Foto: Rafael Aparicio Coello.
Generosa y Anselmo, matrimonio de 72 años.
Foto: Rafael Aparicio Coello.

Como fiel escudera, Generosa Castellanos, mujer que frisa los 97 calendarios, confiesa virtudes, encuentros y desencuentros, que signan su condición de esposa durante 72 años. Admira la devoción de Silvio por el seno familiar, atribuye al trabajo y a la adecuada alimentación la manifiesta longevidad de ambos.

La obscuridad nubla la visión de Anselmo, pero de su noble corazón brota la luz suficiente para erguirse en ejemplo y referente de toda su prole. El extremo cuidado de sus parientes y los deseos de vivir alientan cada amanecer de este centenario.

Cuando Silvio Zamora Anselmo corona el siglo de vida, vale la pena citar a nuestro Martí con aquello de que: “La voz de los ancianos tiene algo de otros mundos: tiene algo de religión, de paz no humana, algo de revelación y profecía. Se tiene como una garantía de consuelo en las palabras de un honrado anciano”.

Anselmo y su descendencia. Foto: Rafael Aparicio Coello.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar