Las madres tienen un significado especial. ¡Felicidades!
Las madres tienen un significado especial. ¡Felicidades!

Suena agradable al oído esa   respiración que nos hace bien; que nos sentencia cuando nos equivocamos. Amorosa, tierna, sencilla: así es. Tan simple, pero su figura se agiganta para hacer la diferencia.

Y es que las madres tienen un significado especial. Nos regalan el privilegio de llegar a este mundo convulso, pero gracias a su mano guía, se torna diferente. Son las encargadas de enseñarnos los buenos días y ver los colores de la vida a través del amanecer.

Vuelven a cada instante para percatarse de que todo marcha bien. Sufren con nuestro dolor y derrotas, nos muestran el camino para aprender a levantarnos y en esas noches de insomnios agotan todos los recursos para que el mañana cumpla nuestras expectativas.

Las madres siempre están; si, siempre están. Si no miren a su alrededor; quizás falte su presencia física, pero sentirán su dedo índice, su sonrisa y esa mano prodigiosa que tantas veces nos tranquiliza con caricias que nadie sabe ofrecer como ellas.

Por eso, en el día que dedica el calendario para realzar su figura, la alegría y el agradecimiento no puede faltar. Porque son seres infinitos que entregan cuidados y amor olvidándose de sí mismas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar