Amancio recibe nuevas educadoras. Foto: NIria Isabel Cardoso Estrada
Amancio recibe nuevas educadoras. Foto: NIria Isabel Cardoso Estrada

"La educación es como un árbol: se siembra una semilla y se abre en muchas ramas", el pensamiento martiano se hizo realidad en Amancio, cuando un grupo de 17 estudiantes de la Escuela de Formación Pedagógica Rita Longa de Las Tunas, presentaron el ejercicio de culminación de estudios para ingresar a las filas del magisterio.

Esta fue una jornada cargada de risas, aplausos, lágrimas de emoción, y sobre todo de crecimiento espiritual y profesional de la nueva hornada de docentes que llenaran a partir de septiembre las aulas amancieras.

Las graduadas reconocieron la preparación que recibieron de sus tutores, del resto de los docentes de los centros en los que realizaron sus prácticas pre profesionales y la preocupación de la familia.

Asnier Ayala Acosta, profesor de la Escuela de Formación Pedagógica Rita Longa, de las Tunas, destacó la calidad de la defensa de los ejercicios de culminación de estudios, y encomió la independencia y el dominio que demostraron en cada uno de los momentos de la clase.

Esto lo atribuyó a la formación y la preparación que recibieron durante los cuatro años de estudio y al apoyo de los centros en las que fueron ubicadas.

A partir de septiembre estas 17 estudiantes se incorporaran a las aulas del municipio de Amancio, se insertarán en la superación para continuar garantizando la calidad de la enseñanza.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar