La creación del Ejército Juvenil del Trabajo (EJT) por el entonces Comandante Raúl Castro Ruz, Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) en el año 1973, es recordada hoy por los miembros de esta fuerza productiva en el municipio de Amancio.

Hombres y mujeres que hicieron realidad ese sueño,  rememoraron el acontecimiento, a partir de la fusión de la Columna Juvenil del Centenario con un contingente de la Unión de Jóvenes Comunistas que en 1968 apoyaron los nuevos planes de desarrollo en los despoblados campos de la provincia de Camagüey, junto a unidades de infantería permanente de las FAR.

Faustino  Reyes, al frente de la Oficina de Atención a Combatientes y sus Familiares y quien fuera miembro fundador del EJT en Amancio,  destacó que aunque su misión es la defensa de la patria, también participa en la producción de alimentos, con énfasis en el desarrollo ganadero.

También tiene una participación decisiva en el impulso de  obras constructivas de beneficio social y la reparación de vías férreas para el transporte de pasajeros y de azúcar y sus derivados, estos últimos renglones de gran importancia para el desarrollo económico del país.

“A dondequiera que hemos llegado con nuestra fuerza y  organización, somos ejemplo de disciplina y exigencia, aunque nos mantenemos inconformes, pues creemos que con mayor esfuerzo y consagración, se pueden obtener resultados superiores”, acotó el Mayor Rafael Vivot, jefe de trabajo político-ideológico en la Jefatura Territorial del Ejército Juvenil del Trabajo, radicada en el más occidental de los municipios tuneros. 

Como parte de las celebraciones por el aniversario 39 de la constitución del EJT, el Estadio Municipal Gilberto Ferrales Báez, de la localidad amanciera, hoy se vistió de gala con un festival deportivo-recreativo, donde los jóvenes que integran la fuerza más productiva del país fueron sus principales anfitriones.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar