Ché

Pocas veces la vida nos da la oportunidad de demostrarle a otras personas, cuán importante nos resulta su presencia y cómo marcan para siempre el camino que escogimos seguir.

Las grandes distancias se achican, las crónicas enfermedades se olvidan. No existe entonces obstáculo imposible de superar, cuando se persigue un sueño tan anhelado.

Ernesto Guevara de la Serna, constituye una de esas figuras que trascienden a lo largo de la historia por su accionar e ideología.

Pero, hablar del Che es mucho mas que referirse  aun ejemplo de internacionalismo, de profesionalidad, de amigo entrañable…

Es decir también del padre ejemplar, del guía certero,del incansable luchador.

Es hablar del soñador apasionado que un día se alzó a la lucha sin pensar en beneficio propio alguno, es hablar de amor,de unidad, de sentido común.

Dichosos quienes un día pudieron estrechar su mano.

Hoy su figura se multiplica en los miles de niños que día a día, orgullosos, dicen a viva voz que quieren ser como él.

En Argentina nació, la Higuera lo vio caer, Santa Clara lo acogió para siempre.

América Latina agradece su grandeza y por eso no lo deja morir.

Su pérdida no fue en vano. Sus sueños se hicieron realidad.

No importa dónde ni cuándo, su imperecedero ejemplo, es hoy faro y guía de nuestro futuro.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar