Cuando la voluntad no es suficienteCuando la voluntad no es suficiente

Muchas esperanzas se han depositado en la zafra azucarera 2017-2018 en el municipio de Amancio.

Como se ha dicho en reiteradas ocasiones, tenemos el deseo de que se cumpla el plan previsto esta vez y así nos quitamos el Sambenito  de quedarnos  con el anhelo de celebrar el logro.

Sin embargo, muchos coincidirán  en que  este  importante momento de la economía local,  se pinta de “gris con pespuntes negros” como decimos  en buen cubano cuando algo no se torna del todo seguro.

Prueba de ello es que, cuando solo faltan 6 días para realizar el ejercicio dirigido a probar la maquinaria, están en falta una serie de recursos de los cuales algunos se encuentran fuera de la provincia y otros de los cuales no se habla.

En estos momentos las reparaciones de la industria están a más del 90%, peros existen áreas que particularmente solo alcanzan el 80% de lo previsto.

Por ese camino, no resultan suficientes las jornadas de 10 y 11 horas que realizan los trabajadores del ingenio, ni la voluntad de estos por  declararse listos para la arrancada.

Pienso que si queremos comenzar la molienda en condiciones realmente óptimas, hay que empezar por buscar esos recursos y depositarlos en el lugar que corresponde porque lo cierto es que tenemos poco tiempo y lo que se hace con apuros, está demostrado que queda mal.

Sugerencias hay varias, motivaciones muchas, pero lo cierto es que todo se reduce a nada si las condiciones objetivas no están creadas.

Nuestros hombres y mujeres de zafra, manifiestan su disposición de redoblar esfuerzos en todos los sentidos. Ese entusiasmo hay que aprovecharlo ahora porque una vez iniciado el proceso productivo, la fuerza de trabajo fluctúa y comienzan los problemas.

Ojalá dentro de algunos días existan nuevas buenas para quienes confían en que la próxima  etapa será superior.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar